De color amarillo pajizo-oro nuevo y reflejos dorados, potente lágrima y de caída lenta.

Aromas marcados por las notas de frutas blancas maduras (manzana al horno, albaricoque, melocotón) combinadas con recuerdos de la crianza donde aparecen notas tostadas y frutos secos, hoja de té, algarroba y balsámico, bollo, seta y pan tostado.

Paso en boca amplio y estructurado, acidez refrescante, de sensación cremosa y envolvente, fondo de recuerdo láctico, balsámico (pimienta dulce, mentolado), post gusto largo y retronasal floral y de nuevo balsámico.

Aconsejamos tomarlo a temperatura relativamente alta, sobre 13ºC pues refuerza gratamente su sensación aromática.